DESHUMIDIFICACIÓN DE AMBIENTES CONTROLADOS PARA LAS INDUSTRIAS QUÍMICA Y ELECTRÓNICA

Un ambiente controlado es un entorno creado artificialmente que se caracteriza por niveles muy bajos de partículas como polvo y microbios. La capacidad de controlar la humedad en un ambiente limpio es de crucial importancia en una serie de industrias, incluidos los sectores químico, electrónico y de procesamiento de alimentos, así como en la industria farmacéutica. Un ambiente seco, por su parte, es un ambiente donde la humedad relativa está estrictamente controlada. Con el método correcto de deshumidificación de ambientes controlados, es posible reducir los niveles de humedad relativa al 20% o incluso tan bajo como el 2%. Estos bajísimos niveles de humedad son necesarios durante los procesos de fabricación de todo, desde semiconductores y paneles solares hasta LEDs y baterías recargables. En el caso del entorno para fabricación de las baterías de iones de litio (que son las baterías que se utilizan comúnmente para alimentar vehículos eléctricos), los niveles extremadamente bajos de humedad deben mantenerse alrededor de -50°C de punto de rocío (DP)

CONTROL DE LA HUMEDAD EN AMBIENTES CONTROLADOS GRACIAS AL ROTOR DESECANTE.

La tecnología en el corazón de la capacidad de Dessica para vigilar la humedad en un ambiente controlado es un sistema de rueda desecante a base de silica gel. Esta rueda, también llamada rotor, está compuesta principalmente de silica gel activo, con fibra de vidrio y un ligero recubrimiento acrílico en la superficie. El rotor funciona haciendo que el aire pase a través de la rueda, y el silica gel captura la humedad del aire húmedo. Un segundo flujo de aire, llamado aire de reactivación, se calienta y luego se sopla de nuevo a través del rotor, secando el silica gel y asegurando que pueda ser utilizado de nuevo. Este rotor tiene excelentes propiedades de resistencia al fuego y es capaz de manejar niveles muy altos de humedad relativa. Además, Dessica recientemente presentó una nueva patente que permitirá que la velocidad del rotor se ajuste automáticamente a los cambios en la temperatura y la humedad, logrando un método aún más eficiente en energía (y por lo tanto rentable) para la deshumidificación en toda la gama de industrias con las que Dessica trabaja actualmente.

Para más detalles