SECADO POR PULVERIZACIÓN PARA PRODUCTOS LÁCTEOS: CUANDO EL CONTROL DE LA HUMEDAD ES CLAVE

El secado de los productos alimenticios se conoce desde hace mucho tiempo como una excelente forma de preservarlos. Los productos lácteos recibieron por primera vez este tratamiento en el siglo XIX y hoy en día grandes cantidades de leche, suero de mantequilla y suero de leche se secan para producir leche en polvo. Las ventajas de este enfoque para la industria de procesamiento de productos lácteos son numerosas e incluyen importantes reducciones en el peso del producto (y por lo tanto reducciones en el costo de transporte) y una vida útil mucho más larga. La forma más común de secar los productos lácteos es el proceso de secado por pulverización.

El secado por pulverización de productos lácteos también presenta algunos desafíos muy específicos. Como en el caso de la industria agrícola en general, los cambios en las condiciones meteorológicas locales y las variaciones estacionales deben adaptarse a fin de obtener los mejores resultados posibles en la industria lechera de secado por pulverización. En el caso del secado por pulverización, la humedad fluctuante en particular es un problema, ya que puede perjudicar la calidad y la consistencia del producto.

EL PAPEL DE LOS DESHUMIDIFICADORES EN EL PROCESO DE SECADO POR PULVERIZACIÓN

Hemos establecido que en el secado por pulverización de la leche en polvo – y de hecho de otros alimentos – el control de la humedad es importante. ¿Cómo ayuda exactamente un sistema de secado de aire desecante a resolver este problema? Bueno, controlando la humedad del aire que entra en la cámara o torre de secado. En otras palabras, reduciendo la humedad a un nivel constante y estable, el aire seco puede ser calentado a temperaturas más altas de las que serían posibles si contuviera más humedad. Si la humedad del aire es predecible, la forma en que interactuará con las sustancias alimenticias en la torre también será más predecible.

Todo esto se suma a los múltiples beneficios para la industria láctea de secado por pulverización. Los niveles de producción serán consistentes, independientemente del clima exterior o de la época del año. Es menos probable que los productos se adhieran a las paredes de la torre de secado, lo que significa que se minimiza la interrupción de la producción. La capacidad de secado de la torre aumenta gracias al aire de entrada más seco. ¡Y se requiere menos energía para el mismo resultado final!

Para más detalles